Actividades de turismo aventura y sus niveles de dificultad

El turismo aventura se encuentra orientado a un público que busca disfrutar de experiencias al aire libre entrando en contacto con la naturaleza, por lo mismo, cuando decidimos ser parte de una aventura, es importante tener en cuenta cierta información sobre la actividad a realizar, lugar al cual vamos a asistir y también, respecto a los niveles de exigencia que éstas implican.

La dificultad de la actividad que realicemos se definirá según el nivel de esfuerzo humano que se requiera para llevarla a cabo. Tenemos que considerar que estamos siendo parte de un turismo que se realiza en lugares con características geográficas específicas y que desarrollarlo puede implicar algún tipo de riesgo real o percibido, además de requerir un esfuerzo físico y/o mental significativo.

El nivel de dificultad dependerá de diferentes factores que pueden definir desde un nivel para principiantes, hasta un nivel profesional avanzado. No es solo la duración de la actividad la que nos dará la pauta a seguir, sino que también tendremos que examinar otros factores que están vinculados a la carga que llevemos, a nuestras habilidades físicas o psicológicas y a las características ambientales.

Mochila

Siempre tenemos la duda respecto al peso que debemos transportar en nuestras mochilas. Para definirlo, tenemos que tomar en cuenta que en los trekkings o en cualquiera de las travesías en las que participemos, si contamos con el porteo de carga podremos llevar menos peso en la espalda, y en las travesías de varios días en las que no tenemos esta opción, requerimos llevar más peso, sobre todo en los primeros días.

1. Hasta 5 kilos: Caminatas cortas de excursión.
2. De 6 a 10 kilos: Trekkings de ascenso de ida y vuelta.
3. De 11 a 15 kilos: Trekkings de travesía con traslado de equipaje.
4. De 15 a 20 kilos: Trekkings de travesía con poco o sin traslado de equipaje.
5. Más de 20 kilos: Con mucho equipo encima y poco o sin traslado de equipaje.

Físico

Consideramos exigencia física al desgaste que podemos sufrir a lo largo de la actividad. Puede ser aeróbico en las subidas por falta de aire, o a nivel muscular según la cantidad de horas que estemos en marcha. También en este punto consideramos el desgaste de las articulaciones que se pueden generar en los descensos, es decir, el impacto que por rebote podamos recibir en rodillas y/o tobillos.

1.Media jornada o menos, con poco desnivel y bajo impacto físico.
2. Desniveles más sostenidos y jornadas con mayor duración en la actividad de ascenso; más de 6 horas por jornada.
3. Subidas y/o bajadas largas con mayor duración o jornadas largas. Requiere ser activo físicamente.
4. Trabajo importante de piernas en cuanto a resistencia o jornadas muy largas. Ascensiones a más de 4000 metros de altura en cordillera, y jornadas de 4 días.
5. Exigencia al máximo. Trabajo aeróbico y de fuerza constante en piernas. Ascensos de más de 5000 metros de altura.

Técnico

La dificultad técnica se basa principalmente en el terreno, es decir, cuán dificultosa puede ser una pendiente, si esta implica un ascenso constante o si es muy escarpada. Además nos indica si tendríamos que utilizar nuestras manos para trepar en roca o si directamente
debemos contar con un equipo más sofisticado como crampones y/o piquetas.

1. Terreno mayormente plano.
2. Senderos con subidas y bajadas moderadas. Trekkings de travesía en general. Ascensiones clásicas.
3. Laderas y senderos más escarpados. Ascensiones sostenidas con mayor dificultad.
4. Terreno mixto, con nieve o hielo. Posible utilización de crampones.
5. Terreno muy técnico. Tránsito sobre glaciar y escalada por tramos. Escalada de cerros con tramos en pendientes de más de 60° de inclinación.

Psíquico

Sostenemos que el factor psicológico, representa una gran relevancia al momento de realizar cualquier deporte aventura. Cada persona necesita un nivel de motivación, convencimiento, confianza, autocontrol y fuerza de voluntad para poder alcanzar un objetivo, y según la actitud con la que enfrentemos a las distancias, desniveles, al terreno y tantos otros factores objetivos, podemos conseguir un rendimiento con resultados muy diferentes.

1. No nos veremos muy afectados.
2. Precisamos un nivel normal de atención y motivación.
3. Requerimos de mayor motivación, entusiasmo y concentración .
4. La actividad nos va a exigir de mucha motivación, confianza, conexión y convencimiento.
5. Máximo autocontrol y rendimiento emocional-psicológico.

Altura

La altura sobre el nivel del mar (msnm) influye fuertemente sobre nosotros en función de la actividad que realicemos. El manejo y la superación de los síntomas provocados por la altura es la clave de este punto. Entre más nivel de altura estemos expuestos, menos oxígeno tendremos por lo que precisamos mayor autocontrol y aclimatación previa. 

1. A nivel del mar o hasta 50 msnm.
2. Entre 51 y 500 msnm.
3. Entre 501 y 1000 msnm.
4. Entre 1001 y 3000 msnm.
5. Entre 3001 y 4000 msnm.
6. Más de 4001 msnm.

Abrir chat